Falsos Amigos

Estar presentes en las redes sociales no significa automáticamente tener éxito.

Sin embargo, es cierto que el uso correcto de los social networks es fundamental para mejorar la reputación online y el posicionamiento en los buscadores de la web corporativa. Para que esto sea posible, entre otras cosas, es necesario aumentar el número de fans de nuestra página Facebook, o los seguidores de nuestra cuenta de Twitter. Para ello existen dos maneras diferentes de hacerlo.

La primera es la “natural”. Es decir, hay que dedicar al menos 2/3 horas al día (sí has ​​leído bien…) a la red. Introducir el número más alto de contenidos de calidad y distribuirlos un poco en todas partes: Facebook, Twitter y otras redes sociales. También, hay que hacer un poco de article marketing, para promocionar tus contenidos, interactuando con la gente en varios blogs del sector. Se tendrá que mejorar constantemente la web y también activar campañas de publicidad online. En fin, hay que hacer las cosas bien, posiblemente con profesionales.

La segunda manera es la del “dopaje”, o sea, comprar ‘Me Gusta’ y seguidores en Internet. Casos recientes como el de Newt Gingrich, ex candidato a las elecciones presidenciales americanas, cuyo 80% de followers en Twitter se ha descubierto ser falso, no son algo tan insólito entre celebridades y empresas presentes en el mundo ‘social’.

Aquellos que siguen este camino son muchos, ya que requiere una inversión de tiempo y dinero infinitamente menor. La red es un hervidero de webs que venden paquetes de ‘Me Gusta’ y de seguidores por pocas decenas de euros. Recibir 500 nuevos fans al mes en la página corporativa de Facebook puede costar más o menos 100 euros. Nada. Es suficiente buscar en Google con las palabras claves “comprar fans facebook“, para encontrar cientos de ofertas por el estilo. La tentación es muy fuerte.

¿Cómo funciona? Por lo general, la empresa que vende estos paquetes de fans crea un falso perfil en Facebook, por ejemplo con una foto de una chica atractiva, en la que también publica contenidos de forma periódica. A continuación, comienza a enviar solicitudes de amistad. El usuario de Facebook recibe la solicitud y acepta hacerse amigo de la hermosa chica. Luego, en la ‘página cebo’, se publica, por ejemplo, un vídeo ‘particularmente atractivo’ visible a cambio de un ‘me gusta’. Dándole el click al ‘me gusta’ nos convertimos, automáticamente y sin darnos cuenta, en fan de la página de la empresa que ha contratado el ‘cazador de fans’.

El mundo virtual, a pesar de sus burbujas, ya es totalmente real, así que también hay que tener en cuenta estas clases de comportamientos ‘desleales’. El metro más fiable para medir la sustancia concreta de una community sigue siendo el de la interactividad: 50.000 fans mudos, no valen 1.000 fans activos. Si, además de una buena reputación online, nuestro objetivo es también el de tener un plan de marketing y ventas off-line, será necesario crear clientes reales a través de una interacción verdadera, con contenidos concretos y finalizados. La sola apariencia no paga.

 

Más Fuentes

Share on Twitter
Share on LinkedInhttp://catalinapons.com/wp-content/uploads/2012/05/Untitled1-300x204.pngDigg ThisSubmit to reddit

Quizás te interesen también:

El punto de encuentro para Digital Managers
Hablar CON las personas, no A las personas
La inteligencia emocional para liderar

Tags: , , , , , , ,

One Response to Falsos Amigos

  1. Alberto on 05/07/2012 at 21:29

    Muy buen artículo

PROXIMOS EVENTOS

  • No hay eventos próximos
AEC v1.0.4